Los propietarios de una sociedad deberán identificarse en el Registro de Titularidades

El 11 de julio de 2023 se aprobó el Real Decreto 609/2023, creando así el Registro Central de Titularidades Reales (RCTR) y se fija su reglamento de funcionamiento. Entrará en vigor el 19 de septiembre de 2023. El objetivo es la prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, para ello se prevé contar con un registro único de titulares reales, que permitirá a los sujetos obligados cumplir de forma segura con su obligación de identificación del titular real. Además, la información será más fiable y se terminará con la dispersión existente hasta ahora.

¿Qué ventajas aportará el nuevo registro?

  • Con la nueva normativa, se logra la incorporación de la Directiva (UE) 2018/843 al derecho español.
  • Al ser un registro central y único en todo el territorio nacional, se nutre de varias fuentes, mejorando la calidad de los datos.
  • La información sobre los titulares reales estará más al día y más completa.
  • Proporcionará información sobre si el control del titular real o titulares reales es a través de propiedad directa o indirecta de acciones o derechos de voto, cuál es el porcentaje de participación y, en caso de propiedad indirecta, la información sobre las personas jurídicas interpuestas y su participación en cada una de ellas.
  • Esta información ayuda a los sujetos obligados por la Ley 10/2010 a determinar la estructura de propiedad y de control de las personas jurídicas. Históricamente, los sujetos obligados no cumplían o cumplían sólo parcialmente con esta obligación.
  • Supone una agilización al simplificar el trabajo a realizar por los sujetos obligados.
  • Los terceros interesados también podrán acceder al Registro, aunque con las cautelas que ya exigió el TJUE.  El Registro Central podrá denegar motivadamente el acceso si la persona interesada así lo ha solicitado previamente.

¿Los sujetos obligados deberán pagar tasas?

Por ahora, el objetivo de la normativa es poner el foco en la prevención sobre algunas titularidades reales minoritarias.

Aun así, debemos estar atentos a cómo se fija el importe de esta tasa finalmente, sobre todo en las actividades donde la consulta masiva del Registro puede comportar un sobrecoste significativo.

No estar inscrito podría suponer el cierre registral

La Disposición Adicional Segunda del RD prevé que el incumplimiento de la obligación de identificación o información al Registro Central determinará el cierre registral, con la consiguiente imposibilidad de inscribir actos de una sociedad en el Registro Mercantil.

Plan de recuperación, transformación y resiliencia
  Top