¿Estás jubilado? Te explicamos cómo reclamar la devolución del IRPF a Hacienda por las mutualidades

La sentencia del Tribunal Supremo emitida en febrero de 2023 reconoce el derecho de los jubilados que contribuyeron a las antiguas mutualidades laborales a deducirse el 25% de las cuotas abonadas entre el 1 de enero de 1967 y el 31 de enero de 1978 (y el 100% de las realizadas antes del 31 de diciembre de 1966) al tributar por su pensión.

 

Además de garantizar esta posibilidad en adelante, el TS también obliga a Hacienda a devolver el exceso de tributación aplicado en los ejercicios no prescritos, que son los últimos cuatro. Esto corresponde al período 2019-2022, mientras que el criterio se aplicará a partir de 2023, a liquidar este año y en adelante.

 

¿Cuándo y cómo se podrá reclamar?

Está previsto que el 20 de marzo de 2024 se habilite en la página web de la AEAT un sencillo formulario, que se podrá utilizar para solicitar todas las devoluciones correspondientes al período 2019-2023, si bien para 2023, en la mayoría de los casos el cálculo ya aparecerá en Renta Web y el ajuste se aplicará automáticamente en la declaración.

 

No será necesario adjuntar a la solicitud ningún tipo de documentación, puesto que, en general, la AEAT ya contará con la información precisa para la resolución de la solicitud. En caso contrario, se podrá requerir de los interesados a posteriori la aportación de la documentación que resulte necesaria.

 

¿Cuándo resulta un importe a devolver?

Si tras la aplicación de la D.T 2ª la cuota tributaria es inferior a las cantidades previamente ingresadas por la presentación de una declaración anterior o por las retenciones soportadas.

 

¿Qué es necesario para poder solicitar la devolución?

Para poder aplicar la reducción es necesario haber realizado aportaciones a mutualidades, en todo caso en una fecha anterior a 1 de enero de 1999, y que esas aportaciones no hayan podido ser objeto de reducción o minoración en la base imponible del impuesto de acuerdo con la legislación vigente en cada momento.

 

La reducción a aplicar varía dependiendo de la fecha en la que se realizaron las aportaciones y el tipo de mutualidad al que se hicieron las mismas.

 

¿Qué pensiones no tienen derecho a la reducción?

Los que perciban pensiones:

 

  • Satisfechas por Clases Pasivas a los funcionarios públicos cuando estos sólo han estado incluidos durante toda su vida laboral en el régimen de Clases Pasivas, al no tratarse de una mutualidad.
  • Obtenidas por aportaciones a mutualidades laborales de autónomos puesto que ya fueron deducibles en su momento las aportaciones. De esta forma, no se produce una doble imposición en la pensión ahora obtenida.
  • De viudedad, por no derivar de aportaciones del perceptor de esta pensión.
  • No contributivas, por no provenir de aportaciones previas.

 

¿Qué pensiones sí tienen derecho a la reducción?

Las pensiones que pueden tener derecho a la reducción son las siguientes:

 

A) Satisfechas por el INSS o el Instituto Social de la Marina

Se podrá aplicar la reducción:

 

  • Cuando se realizaron aportaciones a mutualidades laborales
    • Con anterioridad a 01/01/1967: la parte de la prestación de jubilación que corresponda a las aportaciones anteriores a 01/01/1967 se reducirá al 100%. Es decir, no tributará esta parte de pensión.
    • Entre el 01/01/1967 y 31/12/1978: la parte de la prestación de jubilación que corresponda a las aportaciones efectuadas en ese período se reducirá en un 25%. Es decir, sólo tributará el 75% de esta parte de la pensión.
  • Cuando se realizaron aportaciones a mutualidades sustitutorias de las entidades gestoras de la Seguridad Social con anterioridad al 01/01/1979: la parte de la prestación de jubilación que corresponda a las aportaciones efectuadas en ese período se reducirá en un 25%. Es decir, sólo tributará el 75% de esta parte de la pensión.

 

B) Pensiones complementarias

Supuesto general

Las pensiones complementarias a la pensión de la Seguridad Social o Clases Pasivas, que derivan de aportaciones a mutualidades, en la actualidad son abonadas por planes de pensiones o por las propias mutualidades a las que se realizaron dichas aportaciones.

 

En estos casos, la parte de la prestación que corresponda a las aportaciones realizadas con anterioridad al 1 de enero de 1995, se reducirá en un 25%. Es decir, sólo tributará el 75% de esta parte de la pensión.

Plan de recuperación, transformación y resiliencia
  Top