¿Cómo se modifica el procedimiento de baja de los emplead@s a partir del día 1 de abril?

A partir del 1 de abril entran en vigor una serie de cambios que afectan al procedimiento de solicitud de las bajas, tanto de los autónomos como de sus trabajadores por cuenta ajena que se aprobaron en el  Real Decreto 1060/2022, de 27 de diciembre, por el que se modifica el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio.


¿Qué cambia a partir del 1 de abril?
La nueva norma establece que el médico entregará una única copia del parte de baja, confirmación o alta al paciente. Este ya no tendrá que hacer nada con ese documento, porque paralelamente el servicio público de salud o la mutua remitirá los datos al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de manera inmediata. El INSS, a su vez, comunicará a la empresa el parte médico del trabajador.

Del mismo modo, a través del sistema de Remisión Electrónica de Datos (RED), la organización tendrá que comunicar los datos necesarios a la Administración, para que esta pueda también gestionar la prestación correspondiente, así como la compensación en la cotización.

 

¿Qué deberá hacer el trabajador a partir del 1 de abril?
A partir de ahora, el trabajador que acuda a una consulta médica y se le acabe dando la baja laboral por Incapacidad Temporal, sólo recibirá su copia como empleado y éste no tendrá la obligación de entregar copia a la empresa o a la mutua, pero te recomendamos que hables con tus trabajador@s y les indiques que te lo comuniquen. No hay que olvidar que, hasta ahora, lo habitual es que el médico le diera todas las copias al empleado, ya sea de baja o de alta médica, y fuera el trabajador el que tuviera que entregarla físicamente en la empresa, y ésta gestionar dicha baja con la mutua colaboradora de la Seguridad Social.

A partir de ahora, la empresa o autónomo, recibirá la baja de su empleado por medios telemáticos, abriéndose un plazo de tres días desde la comunicación de dicha baja para que la empresa cumplimente los datos de dicha baja y entonces sea remitida automáticamente a la mutua.

El acceso a esta documentación se realizará a través del sistema de Remisión Electrónica de Datos (RED) de la Seguridad Social.

 

Cambios en el proceso de tramitación de bajas según el periodo de Incapacidad Temporal
Se introduce un cambio respecto a cómo se gestiona el parte de baja dependiendo del periodo temporal por el que el médico conceda dicha baja:

  • Para enfermedades de menos de 5 días, el alta se dará en el mismo día que la baja. Si el trabajador no está completamente recuperado en el día del alta, puede solicitar una revisión médica y el médico puede emitir otro parte de baja.
  • Para enfermedades de 5 a 30 días, el médico emitirá un parte de baja indicando una fecha para la revisión médica. En esta fecha, se emitirá el alta o, si el trabajador aún no está recuperado, otro parte de baja. Después de este primer parte de baja, los sucesivos no pueden tener más de 14 días de diferencia entre ellos.
  • Para enfermedades de 31 a 60 días, el médico emitirá un parte de baja indicando una fecha para la revisión médica. En esta fecha, se emitirá el alta o, si el trabajador aún no está recuperado, otro parte de baja. Después de este primer parte de baja, los sucesivos no pueden tener más de 28 días de diferencia entre ellos.
  • Para enfermedades de 61 días o más, el médico emitirá un parte de baja indicando una fecha para la revisión médica. En esta fecha, se emitirá el alta o, si el trabajador aún no está recuperado, otro parte de baja. Después de este primer parte de baja, los sucesivos no pueden tener más de 35 días de diferencia entre ellos.

 

¿Qué plazos deben cumplir Seguridad Social y empresas en el proceso?
Los servicios médicos comunican de forma inmediata la baja o alta a la Seguridad Social. En el primer día hábil después, la administración informará de ello a la empresa para la que trabajamos. 

Desde que la organización recibe el aviso, esta tiene un plazo máximo de tres días hábiles para indicar a la Seguridad Social una serie de datos. Con ello, se tramitará la prestación o se mandará la orden a la mutua correspondiente, como tarde, en el primer día hábil. Si es necesario, el INSS facilitará también los datos a la Tesorería General de la Seguridad Social.


¿Cómo se establecen los plazos de revisión de la baja laboral?
Otro cambio importante del nuevo Real Decreto es que se podrán adelantar las revisiones médicas, saltándose los plazos que se marcaban hasta ahora. Con esta flexibilidad en los tiempos, la baja podría durar menos tiempo que el previsto inicialmente.

Por ejemplo, las bajas que se dan de entre 5 y 30 días deberán tener una primera visita antes de que pasen 7 días, pero la doctora o el doctor nos podrá revisar antes si lo considera necesario.

En los procesos entre 31 y 60 días, el máximo de espera hasta la siguiente revisión es igualmente de una semana, mientras puede alargarse hasta 14 días para las bajas más largas.

 

¿Y si el médico determina que el trabajador sigue incapacitado después de una revisión?
En cada revisión, el médico decidirá: si el paciente está curado, extenderá el parte de alta, y si la incapacidad persiste, firmará el parte de confirmación de la baja.

Cuando se trata de bajas de menos de 30 días, las confirmaciones en adelante tendrán que emitirse cada catorce días como máximo. En bajas entre 30 y 70 días, las confirmaciones después de la primera tendrán que revisarse cada veintiocho días naturales; y será cada 35 días para las bajas más largas. De nuevo, en todos estos casos, los servicios médicos pueden fijar una visita para la revisión antes de que acabe el plazo. 

La capacidad temporal tiene como límite 365 días, prorrogables 180 días más en algunos casos.

 

¿Tienes dudas sobre los cambios que se aplicarán a partir del 1 de abril? Contacta con nosotros. 

Plan de recuperación, transformación y resiliencia
  Top