Tras la sentencia 246/2017 del TS, el Tribunal Supremo ha dictado la segunda sentencia 338/2017 en fecha 20 de abril de 2017 que anula la condena impuesta a una empresa de establecer un sistema de registro de la jornada de la plantilla, con lo que el TS se reafirma en que las empresas no deben llevar un registro de jornada diaria de la plantilla y sienta jurisprudencia en este sentido.

 

En esta segunda sentencia se reproducen los argumentos del primer fallo, siendo estos: “el artículo 35.5 del Estatuto de los trabajadores no exige la llevanza de un registro de la jornada diaria efectiva de toda la plantilla, sino que su finalidad es el control de realización de horas extraordinarias”.

 

Según el TS la obligación de las empresas es:

  • Registrar la jornada de los empleados contratados a tiempo parcial
  • Llevar un registro de las horas extras realizadas
  • Llevar un registro para el control del tiempo de trabajo de los trabajadores móviles, de la marina mercante y de ferroviarios que establecen los artículos 10-bis-5 y 18-bis-2 del RD 1561/1995
  • Si se han realizado horas extras, al final de mes es obligatorio que la empresa lo comunique al trabajador y a los representantes de los trabajadores.

Por lo tanto, según el Tribunal Supremo ya no es necesario llevar a cabo el registro horario de los trabajadores contratados a jornada completa si estos no realizan horas extraordinarias.

 

Noticia publicada el 24/05 en el ECONOMISTA:

La Inspección de Trabajo ha puesto fin a la incertidumbre: no habrá sanciones para las empresas que no tengan un registro diario de la jornada de trabajo de sus empleados. El organismo ha difundido entre sus empleados la Instrucción 1/2017, cuyo contenido determina que la falta de este control horario "no es constitutiva, en cuanto tal, de una infracción del orden social". El documento, firmado el pasado 18 de mayo, reconoce que después de que el Tribunal Supremo tumbara la obligación del registro, en una sentencia del TS de 21 de marzo de 2017 (doctrina confirmada en otra sentencia del TS del 20 de abril de 2017), resulta necesario enmendar el criterio de la Inspección de Trabajo en materia de control del tiempo de trabajo y las horas extra, expuesto en la Instrucción 3/2016.Inspección de Trabajo, no obstante, asevera que la no obligatoriedad del registro no exime a las empresas de respetar los límites de tiempo de trabajo, ni impide a los inspectores emplear otros medios de prueba para controlar su cumplimiento. "La Instrucción recuerda que en el ámbito administrativo-sancionador también aplica la prueba de indicios, que jugará en contra de aquellas empresas en las que, ante la constatación de la realización de jornadas superiores a la ordinaria, no dispongan de un registro que lo desvirtúe".

© Tax 2018 - Todos los derechos reservados

Tax
¿En que podemos ayudarte?