Esta pregunta muchas veces se responde con habilidades basadas en la intuición, el conocimiento del propio negocio o con la experiencia de mucho años. Y ciertamente todo esto es importante y necesario, pero no suficiente, puesto que es muy difícil medirlo y sobre todo compartirlo con el equipo que tiene responsabilidades en todas las áreas de la empresa. En un entorno cada vez más competitivo y cambiante, hacen falta estructuras organizativas que compartan información relevante para ir tomando las decisiones a medida que los acontecimientos se van sucediendo y afectando al ámbito de nuestra empresa.

Pero ¿cuál debe ser esta información?

Tal como hacemos con nuestra salud, que periódicamente hacemos analíticas para ver cómo estamos y que son valoradas por varios especialistas médicos, o cuando conducimos un automóvil (y ya no digamos una avioneta o un barco) nos basamos con la información que nos proporcionan los indicadores del tablero.

También en la dirección de la empresa es imprescindible disponer de aquella información que nos permita analizar y tomar decisiones de forma periódica.

Históricamente, esta información se obtenía principalmente a través de la contabilidad, pero ya hace varias décadas que se han añadido otros indicadores como: encuestas a clientes, estudios de comportamiento del mercado, valoración de las plantillas y retención del talento, entre otros. Aun así, la confección del Presupuesto Anual y su seguimiento resulta imprescindible para marcar el rumbo de nuestros esfuerzos y el seguimiento de su eficacia. Contar con un presupuesto significa saber dónde queremos ir. “Si no sabemos dónde queremos ir, quizás no nos guste donde llegamos...”

A toda esta información la denominamos CUADRO DE MANDO (o cuadro de indicadores) y supone una herramienta muy potente que tiene que ser interpretada y valorada por el equipo directivo, cada cualen sus respectivas competencias, para ir traduciendo esta información en decisiones en la dirección de la empresa.

Desde nuestra posición de asesores de empresa estamos viendo cada vez más empresas que incorporan estas herramientas por parte de los equipos directivos. Y esta demanda ha hecho que los principales fabricantes de programas informáticos de contabilidad hayan incorporado Cuadros de Mando a sus aplicaciones, hecho que demuestra lo que cada vez pide más el mercado.

Un dato muy curioso es que en nuestro despacho, de todas las implantaciones que hemos ido haciendo de Cuadros de Mando, no hemos encontrado ni una sola empresa que haya acabado abandonando este sistema, sino que cada vez lo han ido adecuando a sus necesidades y lo han convertido en su primer instrumento de análisis. Y lo que nos parece más importante, lo han ido haciendo extensivo a otras áreas de la empresa, implicando a más colaboradores en su gestión.

Vale mucho la pena que, si aún no lo tiene, se lo plantee para su organización.

 

Josep Massó

[email protected]

Socio-Director de TAX Barcelona Paseo de Gracia

© Tax 2022 - Todos los derechos reservados

{-- !! FnxSocial::whatsappchat('608 741 883') !! --}