Realidad: Los últimos datos interanuales y macroeconómicos nos muestran la caída libre de la económica española con un descenso del PIB aproximado del 22%. Estas cifras no son solo las peores dentro de la Unión Europea, sino que nos sitúa entre las economías más castigadas del mundo…

Resistir: Política económica. Pese a que desde las diferentes instituciones europeas y estatales se ha proclamado el compromiso que se hará todo lo que sea necesario para apoyar la economía, España está en la cola de los países de la Unión Europea en ayudas a sectores afectados por la crisis del Covid -19. En Alemania se han otorgado 286 mil millones de euros; en Francia, 110 mil millones; Italia, 80 mil millones y en España, 44 mil millones. Y el sector turístico, clave en nuestra economía, cruza los dedos para recibir los fondos recomendados por la UE.

Recuperar: Política legislativa. Es necesario e imprescindible la continuidad del mecanismo de los ERTES por fuerza mayor (en las condiciones más favorables y originales del mes de marzo) y la flexibilización de los requisitos legales, así como la continuidad de las bonificaciones en materia de cotización de Seguridad Social, para los ETOPs. Se debe ayudar al autónomo, a la pyme y a la empresa de más de 50 trabajadores injustamente discriminada en materia de cotización precisamente por crear empleo.

En el ámbito fiscal, si bien es cierto que hay que “recaudar para gastar”, se necesita un mejor trato impositivo y reducción de impuestos por parte de todas las Administraciones, con bonificaciones y exenciones de aquellos que sean de su competencia.

Reactivar: Si se adoptan y mejoran las medidas necesarias para evitar nuevas restricciones en la actividad económica, mejorando nuestra política económica y legislando de forma inteligente, a las empresas ya les “sobran los motivos” para situarse en el ojo de este huracán.

Con todo ello, es justo decir que nadie es responsable de la crisis sanitaria, pero sí que nuestros responsables políticos lo son de su gestión: hay que permitir el desarrollo normal de la actividad económica, garantizando nuestra salud personal y también empresarial.

Por último y después de los precipicios legislativos tras 25 Reales Decretos, a nuestros equipos de TAX, desearles muchos ánimos y salud para afrontar la recta final de año, y anunciar a nuestros clientes que, como siempre, estaremos a vuestro lado.

 

Javier Santolaria

[email protected] 

Socio-Director oficina TAX Barcelona Paseo de Gracia

© Tax 2020 - Todos los derechos reservados

{-- !! FnxSocial::whatsappchat('608 741 883') !! --}