Yolanda Fontaneda y Pedro Fernández, son los directores de TAX Burgos. Iniciaron su trayectoria en el grupo en 1999 abriendo una pequeña oficina en Burgos que a día de hoy se ha ganado la confianza de muchas empresas de la zona. Ellos, junto a su equipo de asesores, han afrontado el reto de asesorar a las empresas y autónomos en esta crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y nos dan su visión al respecto.

El pasado 14 de marzo entramos en la vorágine de publicaciones de Reales Decretos, publicaciones en el BOE prácticamente a diario y mucha normativa urgente en relación al COVID-19 que se debía interpretar. ¿Cómo habéis vivido desde TAX Burgos esta situación?

Los días previos ya fueron desconcertantes, en especial el viernes 13 de marzo, ese mismo día decidimos que, además de las modificaciones tributarias o laborales que pudieran llegar, informaríamos de todo aquello que afectase a nuestros clientes tanto a sus empresas, trabajadores o sus situaciones personales. Hicimos un comunicado a los clientes indicándoles que el acceso a la oficina quedaría reducido a la entrega o recogida de documentación, creamos un protocolo de limpieza y distanciamiento en el despacho y preparamos el acceso remoto para la mayoría de los trabajadores. A partir del lunes siguiente las llamadas y correos de clientes llegaron en avalancha, preguntando por la movilidad, ayudas, suspensiones, cierres,… vivimos dos meses y medio a golpe de BOE, ERTES y ayudas para autónomos. Fueron horas muy duras para todo el equipo del despacho, que dio lo máximo atendiendo sin descanso.

2. ¿Y vuestros clientes?

Fue más duro aún, la sensación general era que la paralización del país se llevaría por delante muchas empresas y autónomos, pero la mayoría aceptaron con resignación la situación y muchos reorganizaron actividades, horarios, trabajo a distancia,… Hoy, con algo de perspectiva, podemos decir que la mayoría de los clientes está gestionando esta crisis de la mejor manera posible dentro de lo que el gobierno va permitiendo.

3. ¿Qué les diríais a empresas que actualmente os preguntan si deben abrir o no su negocio?

Emprender es actitud, esfuerzo y dedicación. Hoy, empresas y asesores conocemos una tipología de crisis que no habíamos vivido, que nos está enseñando como gestionar la empresa ante problemas sanitarios y numerosas limitaciones legales. Los empresarios deben abrir sus empresas, eso sí, revisando y aprendiendo de todo lo ocurrido y estando preparados y protegidos ante futuras situaciones similares. La experiencia adquirida ayudará a revisar muchos modelos de negocio y generar nuevas oportunidades empresariales.

4. Por último, un mensaje para los empresarios que nos están leyendo.

Junto con los sanitarios, los empresarios han sido los otros grandes héroes de esta pandemia, los hospitales no funcionan sin empresas que fabriquen equipamiento, alimentos, informática, transporte de personas y alimentos, reparaciones, mantenimientos,… A todos ellos les debemos dar ese aplauso que tantas veces dimos a las ocho de la tarde de cada día pasado. Para todos nuestro aplauso y felicitación por su coraje y valentía.

 

Yolanda Fontaneda y Pedro Fernández

[email protected]

Oficina TAX Burgos

© Tax 2020 - Todos los derechos reservados

{-- !! FnxSocial::whatsappchat('608 741 883') !! --}