Empieza la segunda mitad del año con unas perspectivas económicas muy adversas: con unas previsiones de caída del PIB superiores al 10 por ciento, ya sea las que provienen del Gobierno de España, el Servicio de Estudios del Banco de España, o de las instituciones europeas.

A nivel local, se inicia el segundo semestre del ejercicio con la respiración contenida para que los amenazantes rebrotes no se materialicen y alejen los contadísimos visitantes de nuestras comarcas, hecho que haría paralizar la actividad turística y complicaría ─¡todavía más!─ las perspectivas económicas de las pymes (no tan solo las directamente vinculadas, sino las de todos los sectores) y de las familias de las personas que trabajan.

Este año 2020 empezaba con noticias positivas respecto al número de empresas que, de manera lenta pero sostenida, se iba incrementando.

El Banco de España señalaba que el número de empresas, en el 2018, había superado el de 2008. Eso sí, diferenciaba un comportamiento diferente entre las empresas sin empleados, que durante la crisis experimentaban crecimientos próximos al 20% y las que tenían personas contratadas para trabajar, que disminuían en porcentajes superiores a los dos dígitos. En los años de la recuperación, esta era muy modesta (un poco por encima del 1%) en el colectivo de las pymes con empleados y en cambio próximo al 9 por ciento entre las que no tenían. Esta tendencia habrá quedado claramente rota y entraremos, desgraciadamente, en una fase de cierres y liquidaciones de empresas. Es lo que nos enseña la historia más reciente.

El hecho que las empresas sin empleados crezcan cuando la economía retrocede se explica, seguramente entre otros motivos, por su dinamismo en la hora de detectar nuevos comportamientos, nuevas tendencias entre consumidores, usuarios y clientes. Simultáneamente, son capaces de llevar al mercado una propuesta de valor, que las diferencia de la competencia, y lo hacen de forma rápida y eficiente, contando con la flexibilidad como una de sus principales características, que en entornos de incertidumbre, como los actuales, llega a ser crítica.

 

Francesc Pérez

[email protected]

Socio-Director TAX Figueres

© Tax 2020 - Todos los derechos reservados

{-- !! FnxSocial::whatsappchat('608 741 883') !! --}