¿Cuándo prescriben las deudas?

  • Deudas personales: 5 años. Se incluyen deudas relacionadas con el tráfico comercial, excepto que estén instrumentadas en letras de cambio, pagarés u otros documentos girados, donde la prescripción se produce a los 3 años.
  • Acciones reales sobre bienes inmuebles: 30 años.
  • Acciones hipotecarias: 20 años.
  • Acciones reales sobre bienes inmuebles: 6 años.
  • Pago de honorarios a abogados y otros profesionales liberales: 3 años.
  • Acciones para recobrar o retener la posesión: 1 año.
  • Deudas tributarias o con la Seguridad Social: 4 años.

 

¿Qué actos interrumpen la prescripción?
La prescripción se puede interrumpir mediante:

  • Una demanda judicial.
  • Una reclamación extrajudicial de pago al deudor.

El paso previo a la acción judicial es la realización de un requerimiento de pago.

 

¿Qué requisitos debe cumplir el requerimiento de pago?

  • Incluir los datos del acreedor: NIF, denominación y firma.
  • Incluir el nombre y la dirección del deudor, así como ortos datos que se posean.
  • Incluir datos de la deuda que se reclama: concepto, cuantía, origen, vencimiento y gastos generados.
  • Solicitar al deudor el pago de lo que se reclama.
  • Ser fehaciente: que quede constancia de las fechas de emisión y recepción por el destinatario y del contenido. Por lo que es recomendable usar el burofax o el requerimiento notarial.

 La Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, redujo el plazo general de prescripción de 15 a 5 años y estableció un régimen transitorio para las relaciones existentes a la entrada en vigor de la mencionada norma. En consecuencia, el 28 de diciembre de 2020 prescriben las deudas y demás acciones civiles sin plazo de prescripción especial anteriores al 7 de octubre de 2015.

© Tax 2021 - Todos los derechos reservados

{-- !! FnxSocial::whatsappchat('608 741 883') !! --}