El Tribunal Supremo en su sentencia de 19 de mayo de 2020, 956/2020, ha establecido un nuevo criterio a la hora de valorar el ajuar doméstico en la liquidación del Impuesto de Sucesiones, que va a suponer un ahorro para los herederos. 

La ley 29/1987 del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, regula en su artículo 15, el concepto y forma de cálculo del ajuar doméstico, valorándose en un tres por cierto del importe total del caudal relicto. El redactado del artículo resulta impreciso, puesto que no indica qué bienes forman parte de caudal, ni cuales no, lo que ha llevado a las distintas Administraciones a estimar su valoración sobre el total de la masa hereditaria, si bien, los herederos pueden estimar un valor superior o bien uno inferior, aunque sin detallarse cómo proceder.

La novedosa sentencia concluye que el ajuar doméstico sólo incluye una clase de bienes, aquellos que se encuentran “afectos” al uso personal del causante y/o al servicio de este en su vivienda, basándose en el artículo 1321 del Código Civil, que establece que el ajuar de la vivienda habitual se compone de ropa, mobiliario y enseres propios de la citada vivienda, todo ello en relación con el apartado cuarto del artículo 4 de la Ley del Impuesto sobre el Patrimonio. 

En consecuencia, no formaran parte del cálculo del tres por ciento de valor del ajuar doméstico los siguientes bienes:

  • Los bienes inmuebles, excepto la vivienda habitual.
  • Los bienes susceptibles de producir cualquier tipo renta.
  • El dinero.
  • Los valores mobiliarios en su conjunto.

Esta exclusión no resulta baladí, puesto que va a suponer un considerable ahorro para los herederos, al excluir la mayoría de bienes que se incluyen en la masa hereditaria del cálculo del ajuar doméstico y en concreto para herencias en las que se incluyan empresas familiares, al no tener que considerar como ajuar, el 3% del valor de la empresa.

Por último, lo más importante de la sentencia es que los contribuyentes no han de probar la exclusión de dichos bienes en la determinación del ajuar doméstico, sino que se hace “de oficio” recayendo en la Administración correspondiente, la carga de la prueba para determinar su inclusión.

Esta sentencia abre la puerta a solicitar la devolución de ingresos indebidos, por el exceso en la valoración del ajuar doméstico, en aquellas liquidaciones no prescritas (últimos 4 años). Desde el departamento Legal Tributario de Tax Legal, estamos a su disposición para estudiar el coste económico de futuras sucesiones.

© Tax 2020 - Todos los derechos reservados

{-- !! FnxSocial::whatsappchat('608 741 883') !! --}