A raíz de la crisis económica de 2008, se estableció la obligación de proporcionar el Estado de Información No Financiera (EINF), la cual nace de una conciencia sobre la necesidad de una mayor transparencia de las compañías en materias como sostenibilidad, ética, igualdad y derechos humanos. 

¿Qué es el ENIF?
Se trata del deber de dar cuenta de las actividades empresariales más allá del ámbito económico, según se recoge en la Ley 11/2018. En esencia, es un informe de sostenibilidad empresarial, en el que la mercantil expone al detalle sus actividades en todo lo relativo al personal, los derechos humanos y laborales, el medio ambiente, la paridad de género, la lucha contra la corrupción y, en general, el impacto de sus prácticas en el conjunto de la sociedad.

Así, el objetivo del ENIF es doble: mejorar el nivel de confianza de la población en la clase empresarial y por proyectar una imagen de transparencia que mejore la competitividad de las empresas españolas a la hora de atraer inversores.

¿Qué empresas están obligadas a elaborar el EINF?
Desde 2021, están obligadas a presentar el EINF aquellas sociedades con más de 250 trabajadores (antes, el mínimo eran 500) que cumplan al menos uno de los siguientes requisitos:

  • Que tengan la consideración de entidades de interés público de conformidad con la legislación de auditoría de cuentas, excepto aquellas que tienen la calificación de empresas pequeñas y medianas de acuerdo con la Directiva 34/2013;
  • O que durante dos ejercicios consecutivos reúnan al menos una de las circunstancias siguientes:
    • Que el total de las partidas del activo sea superior a 20.000.000 de euros.
    • Que el importe neto de la cifra anual de negocios supere los 40.000.000 de euros.

¿Qué debe incluir un ENIF?
Debe incorporar: 

  • Un resumen del modelo de negocio de la compañía, su organización y estructura, los mercados en los que opera, sus objetivos, estrategias y proyección.
  • Una descripción de los protocolos que aplica la compañía para la identificación y prevención de riesgos vinculados a su actividad, así como los resultados de las medidas puestas en marcha a este respecto.
  • Indicadores clave de resultados no financieros que correspondan respecto a la actividad empresarial concreta, según los estándares de la Comisión Europea y el Global Reporting Initiative.

Por otro lado, y desde el punto de vista de la actividad, el documento debe detallar las siguientes áreas:

  • Cuestiones sociales y de personal: horarios, conciliación, cifras de absentismo, seguridad laboral, diálogo social y sindical, formación, medidas de accesibilidad para discapacitados y políticas de igualdad de género.
  • Derechos humanos: información sobre los procedimientos corporativos de prevención, denuncia y reparación de los posibles abusos.
  • Lucha contra la corrupción y el soborno: protocolos aplicados por la empresa en la lucha contra el fraude y blanqueo de capitales, así como las aportaciones hechas a entidades dedicadas a erradicarlos.
  • Compromiso con la transparencia: acreditación del compromiso de la compañía con el desarrollo local sostenible, los criterios éticos en la elección de subcontratas y proveedores, la seguridad de los consumidores y una fiscalidad limpia.
  • Medio ambiente: medidas para prevenir y minimizar las emisiones de carbono, prácticas de economía circular y reciclaje, uso sostenible de los recursos y protección de la diversidad.

¿Cuándo y dónde se debe presentar el EINF?
La normativa permite que las entidades presenten el EINF en un documento separado del informe de gestión general de la compañía. Hay que tener presente que el documento de cuentas anuales consolidadas y el informe de gestión forman una unidad. Este debe incluir el EINF siempre que proceda.

La tramitación interna del EINF es la propia de una memoria prioritaria para la empresa: debe ser presentado en las juntas del Consejo de Administración, y su aprobación cuenta con un punto separado en el orden del día de la Junta de Accionistas. 

¿Se debe verificar el ENIF?
La Ley 11/2018 exige que la información incluida en el EINF sea constatada por un “prestador independiente de servicios de verificación”. 

El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) ha concluido que la normativa no especifica las condiciones que deben reunir quienes realicen la verificación del EINF. Por tanto, esta podrá realizarse por el auditor de cuentas u otro profesional con los conocimientos adecuados. 
 

© Tax 2022 - Todos los derechos reservados

{-- !! FnxSocial::whatsappchat('608 741 883') !! --}