A raíz de la Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de diciembre de 2015, cada vez son más los Juzgados que no solamente fallan a favor de la declaración de nulidad de las cláusulas suelo, sino que también condenan a las entidades bancarias a devolver a los perjudicados los gastos de las hipotecas, es decir, gestoría, notariales, Registro de la Propiedad e Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.

Los Juzgados consideran abusivas, además de las cláusulas suelo e IRPH, todas aquellas otras cláusulas insertas en las escrituras hipotecarias que hacen referencia a los gastos “de cuenta exclusiva” del cliente.

Tienen carácter “abusivo” porque ni son susceptibles de ser negociadas por la parte prestataria, a quien, ante la necesidad de dotarse de una fuente de financiación, no le queda más remedio que claudicar ante las condiciones impuestas por la entidad bancaria, ni son gastos que deban ser asumidos por el cliente, por lo menos, no en su integridad, contraviniendo las normas legales.

Nuestro Alto Tribunal manifiesta que “resulta llamativa la extensión de la cláusula que pretende atribuir al consumidor todos los costes derivados del contrato, supliendo y contraviniendo, normas legales”, “cuando no puede perderse de vista que la garantía se adopta en beneficio del prestamista –el banco-. En otras palabras, viene a decir que el sujeto pasivo obligado al Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados no es el cliente, sino el banco.

No obstante, los perjudicados tendrán que acudir a la vía judicial para recuperar el dinero pagado de más para formalizar la hipoteca.

Por tanto, si Usted cree que puede estar afectado por haber asumido, sin necesidad, los gastos de gestoría, notaría, registro e impuestos de su hipoteca, no dude en contactar con nosotros para asesorarse y reclamar judicialmente el dinero pagado indebidamente al banco.

© Tax 2018 - Todos los derechos reservados

Tax
¿En que podemos ayudarte?