Desde TAX LEGAL, los departamentos de Derecho Procesal, Concursal y Civil te exponemos los aspectos más relevantes del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se ha declarado el estado de alarma. 

1.- Medidas de suspensión de todos los procedimientos, actos y actuaciones judiciales en curso:

Quedan suspendidos e interrumpidos los plazos procesales en todos los procedimientos judiciales en curso. El cómputo de los plazos se reanudará cuando el Real Decreto pierda su vigencia. 

No obstante, el juez puede acordar la práctica de actuaciones judiciales que sean necesarias para evitar perjuicios irreparables como acordar medidas cautelares urgentes, conocer sobre asuntos en materia de violencia sobre la mujer, violencia sobre menores, … 

Asimismo, se han suspendido las vistas y juicios.

¿Ello quiere decir que no puedo presentar demandas?

De ningún modo. Continúa siendo posible presentar cualquier demanda para la defensa de tus intereses.  

El decreto de estado de alarma no implica que puedan incumplirse las resoluciones judiciales en materia de custodia, alimentos, visitas y estancias derivadas de separaciones y divorcios. En estos casos, se analizarán las circunstancias concretas y se propondrán a los progenitores recomendaciones adaptadas al caso concreto. 

2.- Consecuencias en el ámbito contractual: 

En relación con el ámbito contractual, ¿qué pueden hacer las empresas para proteger los derechos empresariales frente a reclamaciones de incumplimiento o retrasos? 

Pues bien, en caso de incumplimientos o retrasos como consecuencia del coronavirus, recomendamos a las empresas que, en primer lugar, revisen los contratos con clientes y proveedores para analizar si se puede invocar la causa de “fuerza mayor”. En algunos casos, en el propio contrato se incluyen clausulas específicas sobre supuestos de fuerza mayor. 

Otra medida de prevención que puede ayudar a mitigar los daños es contactar por escrito con la contraparte para que quede constancia que el coronavirus afecta a la relación comercial entre las partes. 

El estado de alarma no impide que las empresas puedan formalizar nuevos contratos con clientes, proveedores, subcontratistas. En estos casos, para anticiparnos a las dificultades futuras, lo conveniente es incluir cláusulas que mitiguen el daño y que regulen la relación comercial dentro del nuevo marco de estado de alarma en el que se desarrollaran. 

En los casos de imposibilidad económica para mantener la relación comercial, debe estudiarse si puede solicitarse la resolución judicial del contrato

Los abogados de TAX Legal estamos trabajando para dar un asesoramiento jurídico sobre cualquier asunto relacionado con la crisis ocasionada por el coronavirus.

© Tax 2020 - Todos los derechos reservados

Tax
¿En que podemos ayudarte?