Si tiene pensado hacer reformas, tenga en cuenta adaptarlas a los estándares de eficiencia energética exigidas para sacarle el máximo partido con las nuevas deducciones en el IRPF.

Vea qué tipo de actuaciones están incluidas en estas nuevas medidas:

Mejoras en viviendas:

a) Se podrá deducir de la cuota íntegra estatal el 20% de las cantidades satisfechas por las obras que lleguen a reducir como mínimo un 7% de la demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda.

La base máxima de esta deducción es de 5.000 € anuales por vivienda.

b) Por otra parte, se podrá deducir igualmente en la cuota el 40% de las cantidades que invierta que acaben reduciendo al menos un 30% del consumo de energía primaria no renovable (esto es carbón, gas natural o petróleo) o bien que lleguen a conseguir una calificación energética de la vivienda de “A” o “B”.

La base máxima de deducción en este caso es de 7.500 € anuales por vivienda.

En ambos tipos de rehabilitaciones,

- La mejora de la eficiencia energética se acreditará mediante el oportuno certificado que se expida después de finalizar las obras y en comparación con un certificado anterior al comienzo de éstas.

- La deducción se practicará en el ejercicio en el que se expida el certificado después de las obras y siempre antes del 01 de enero de 2023. Es decir, estas dos deducciones tienen un alcance temporal que se limita a los ejercicios 2021 y 2022.

- Las viviendas que pueden acceder a estas deducciones son la vivienda habitual del contribuyente o cualquier otra también de su propiedad que tenga alquilada como vivienda o bien tenga la expectativa de alquilarla siempre que lo haga antes del 31 de diciembre de 2023. No son deducibles, por tanto, las obras que tengan lugar en segundas residencias.

 

Mejoras en comunidades de propietarios:

- Se podrán deducir de la cuota íntegra estatal el 60% de las cantidades satisfechas hasta el 31-12-2023 que los propietarios destinen a obras de rehabilitación del edificio que acrediten una reducción mínima del 30% del consumo de energía primaria no renovable o bien una mejora en la clasificación energética para obtener las calificaciones “A” o “B”.

- La base de esta deducción será de 5.000 € anuales y las obras habrán de afectar al conjunto del edificio residencial.

- El alcance temporal de esta deducción abarca los ejercicios 2021, 2022 y 2023 y, al igual que en las dos anteriores comentadas, se practicará en el ejercicio en el que se haya expedido el certificado final y siempre antes del 1 de enero de 2024 para esta modalidad.

No obstante, si el coste de las obras excede de la base de deducción (5.000 € anuales), las cantidades no deducidas por exceder la base máxima anual se podrán deducir en los 4 ejercicios siguientes con el límite de 15.000 € de base acumulada.

Vea un ejemplo:

En diciembre de 2021, la comunidad de propietarios donde usted tiene una vivienda comienza las obras de rehabilitación energética que mejorarán el aislamiento térmico y la eficiencia del sistema de calefacción centralizada con las que el edificio, en su conjunto, pasará de tener una calificación energética “E” a una “A”.

Las obras tienen un coste total de 200.000 €, de los que usted ha asumido un 10% (20.000 €) en base a la cuota de participación de su vivienda en el edificio.

Y, tanto para las deducciones destinadas a las viviendas como a la mejora energética global de la comunidad de propietarios, tenga en cuenta que:

  • En ningún caso se admitirán como base de deducción aquellos gastos que hayan sido pagados en metálico.
  • Tampoco podrán formar parte de la base de deducción aquellos gastos que hayan sido subvencionados o vayan a serlo.
  • Ni darán derecho a practicar las deducciones previstas aquellas obras que se realicen en la parte de la vivienda que se encuentre afecta a una actividad económica.

© Tax 2021 - Todos los derechos reservados

{-- !! FnxSocial::whatsappchat('608 741 883') !! --}