El Tribunal Supremo ha establecido como doctrina legal que “las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”. La exención de pago abarca todas las prestaciones de maternidad, sin distinción del órgano público de las cuales se reciban.  

¿Quién puede reclamar la devolución?
Personas que hayan estado de baja maternal desde 2014. 
En cuanto a la resolución de las reclamaciones, la Agencia Tributaria tomará en consideración el criterio del Tribunal Supremo. Además, no retendrá las prestaciones de maternidad que se empiecen a tramitar cuando se les notifique la sentencia del Tribunal Supremo. 

Se pueden reclamar los períodos no prescritos, del 2014 al 2017. La solicitud del ejercicio 2014 se debe presentar antes del 30/06/2019 con el objetivo de evitar la prescripción.

¿Cómo se puede reclamar la devolución?
Es necesario presentar un escrito de solicitud de rectificación de autoliquidación y devolución de ingresos indebidos del ejercicio en el que se percibió la prestación. 

Si el nacimiento tuvo lugar el último trimestre del año, es posible que la prestación se cobrara en dos ejercicios distintos, por tanto, se podría solicitar la rectificación de ambos ejercicios.

¿Cuándo se puede pedir la solicitud de rectificación?
Antes de que pasen cuatro años desde el día siguiente a la finalización del plazo de presentación de la declaración reclamada o desde el día siguiente a la presentación de la declaración, en caso de que se presentara fuera de plazo. 

Si Hacienda considera que la solicitud es procedente, devolverá la cantidad indebidamente ingresada más los intereses de demora. 

¿Qué es la prestación por maternidad?
El Tribunal Supremo define la prestación por maternidad como un subsidio que gestiona la Seguridad Social que pretende compensar la pérdida de ingresos del trabajador durante el descanso por el nacimiento, adopción, tutela o acogimiento, ya que el contrato de trabajo queda en suspenso durante ese periodo y se interrumpe la actividad laboral.  Por lo tanto, se consideran situaciones protegidas la maternidad, adopción, guarda con fines de adopción y acogimiento familiar. 

La sentencia concluye: “En consecuencia, la prestación por maternidad puede incardinarse en el supuesto previsto en el párrafo tercero de la letra h del artículo 7 de la LIRPF, y por ello el recurso de casación ha de ser desestimado y establecer como doctrina legal que las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”

© Tax 2018 - Todos los derechos reservados

Tax
¿En que podemos ayudarte?