Las medidas fiscales introducidas por la reciente reforma del trabajo autónomo entrarán en vigor en próximo 01 de enero de 2018 y afectarán directamente al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de los autónomos que tributen en estimación directa con el objetivo principal de dar mayor seguridad jurídica a unas cuestiones, hasta la fecha, controvertidas.

 

Deducción de suministros para los autónomos que ejercen su actividad en el propio domicilio

Los trabajadores autónomos que ejerzan su actividad en el propio domicilio podrán deducirse el 30% de los gastos de suministros (agua, gas, electricidad, telefonía e internet) teniendo en cuenta la proporción de los metros cuadrados de la vivienda que realmente se destinen para llevarla a cabo.

 Ejemplo: La vivienda actual de un contribuyente tiene 100m2 de los cuales 20m2 pertenecen al espacio destinado al ejercicio de la actividad cuyos gastos de suministros ascienden a los 3.000€ anules, podrá deducirse:

                % de la vivienda destinada a la actividad = 20 / 100 = 20%.

Cantidad deducible = (3.000€ * 20%) * 30% = 180€/anuales.

Admisión de prueba en contra: si se puede acreditar que el consumo afecto a la actividad es mayor que el porcentaje estipulado podrá deducirse un tanto por ciento superior.

 

Deducción de gastos de manutención

Los trabajadores autónomos que por su actividad precisen desplazarse e incurrir en gastos de manutención, tanto en el país como fuera de éste, podrán deducirse dichos gastos con el límite máximo diario de:

Concepto España Extranjero
Sin pernocta 26,67 € 48,08 €
Con pernocta 53,34 € 91,35 €

 

Requisitos para la admisión de la deducción de dichos gastos:

  • Deben estar relacionados con la actividad.
  • Deben producirse en establecimientos de restauración y hostelería.
  • Los pagos deberán satisfacerse por medios telemáticos (Ej.: Tarjeta o transferencia bancaria)
  • Conservar los documentos justificativos de la necesidad de efectuar e incurrir en dichos gastos.

© Tax 2018 - Todos los derechos reservados