El pasado domingo 13 de diciembre era la fecha límite para llegar a un acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea, pero se decidió prorrogar las negociaciones del acuerdo comercial que debe regular el Brexit. El periodo de transición inicialmente finaliza el 31 de diciembre y cada vez parece menos probable que puedan llegar a un acuerdo antes de esta fecha.

Por lo tanto, aún se seguirá aplicando la legislación comunitaria en el Reino Unido en relación con el mercado interior, unión aduanera y las políticas comunitarias. La Unión Europea tratará al Reino Unido como si fuera un Estado miembro, excepto referente a su participación en las instituciones de la UE y en las estructuras de gobierno. En particular, durante este periodo las empresas no deberán realizar formalidades aduaneras.

 

Consecuencias del Brexit en el IVA
Entregas de bienes
La salida del Reino Unido de la Unión Europea una vez finalizado el periodo transitorio (finalizaba el día 1 de enero de 2021, pero se ha alargado sin concretar fecha) supone, entre otras cuestiones, que los flujos de mercancías entre España y el Reino Unido dejarán de tener la consideración de operaciones intracomunitarias para pasar a estar sujetas a formalidades aduaneras.

Esto implica, en el caso de la entrada de mercancías en el territorio de aplicación del IVA español (Península y Baleares) procedentes del Reino Unido, la liquidación del IVA en el momento de la importación para la Aduana.

Las mercancías que sean transportadas desde el territorio de aplicación del IVA español (Península y Baleares) al Reino Unido serán exportaciones y estarán exentas de IVA.

En este sentido, las operaciones hechas con el Reino Unido dejarán de ser consideradas “intracomunitarias” y, por lo tanto, ya no se deberán incluir en el modelo 349 ni en el Intrastat.

En el caso de que el empresario español efectúe entregas de bienes a particulares ingleses no será de aplicación el régimen comunitario de ventas a distancia. Es decir, se tratará como una exportación más y el consumidor final deberá pagar IVA del Reino Unido, hecho que puede incrementar las cargas administrativas asociadas a la compra.

Los intercambios de mercancías con Irlanda del Norte tendrán el mismo tratamiento que los efectuados con un Estado miembro, de acuerdo con el protocolo Irlanda-Irlanda del Norte. Este tratamiento no se extiende a los servicios.

Excepcionalmente, para evitar una doble tributación en el momento de la transición, las mercancías vendidas desde el Reino Unido que se transporten a uno de los 27 estados miembros y su transporte se inicie antes del 1 de enero de 2021 pero lleguen a su destino más tarde de esta fecha, se establece un breve mecanismo transitorio: deberán presentarse ante la Aduana pero no tributarán como importación sino como adquisición intracomunitaria, debiendo incluirse en este caso en el modelo 349 de declaración de intracomunitarias.

Prestaciones de servicios
Si una empresa española presta servicios a otra establecida fuera de España (sea de la UE o no) el servicio se entenderá prestado en el sitio donde esté establecido el destinatario, dejando aparte algunas excepciones. En estos casos, los servicios no llevarán IVA al considerarse no sujetos por reglas de localización.

Por lo tanto, no habrá cambios en referencia a la tributación de las prestaciones de servicios entre empresarios.

De manera simétrica, en caso de que la empresa reciba servicios del Reino Unido, hasta que se llegue a acuerdo se seguirá actuando de la misma manera: la empresa británica facturará sin IVA y la empresa receptora del servicio deberá autorepercutirlo para después deducírselo por el mecanismo de inversión del sujeto pasivo.

El único cambio a nivel formal es que las prestaciones y adquisiciones de servicios de empresas del Reino Unido dejarán de informarse también en el modelo 349 de declaraciones intracomunitarias.

IVA soportado en el Reino Unido
Si la empresa envía a un trabajador al Reino Unido, lo normal sería que este trabajador genere gastos con IVA británico (hoteles, alquiler de vehículos…).

Hasta ahora este IVA se podía recuperar a través del modelo 360. No obstante, mientras no haya un acuerdo recíproco entre ambas partes, este IVA ya no se podrá recuperar (se podrá recuperar en parte como gasto deducible en el ISOC).

En este sentido, se debe tener presente que excepcionalmente para la recuperación del IVA soportado en el Reino Unido durante el año 2020 se ha establecido un nuevo plazo para recuperarlo, solo hasta el 31 de marzo de 2021 y no hasta septiembre, como sería habitual.

 

Consecuencias del Brexit en el Impuesto de Sociedades
Deducción para actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica
El artículo 35 de la LIS establece una deducción en la cuota íntegra para el ejercicio de actividades de investigación, desarrollo e innovación tecnológica para el cálculo de la cual se debe tener en cuenta el importe de los gastos de investigación y desarrollo y, en su caso, de las inversiones en elementos de inmovilizado material e intangible, excluidos los edificios y terrenos. La letra b del apartado 1 señala que los gastos de investigación y desarrollo que se integran en la base de la deducción deben corresponder a actividades efectuadas o cantidades pagadas para la realización de estas actividades en España o en cualquier estado miembro de la UE o del Espacio Económico Europeo. Se recoge la misma redacción en el apartado 2.b) para los gastos de innovación tecnológica.

Por lo tanto, si no se llega a acuerdo, los gastos asumidos por las diferentes entidades españolas contribuyentes para el Impuesto sobre Sociedades como consecuencia de actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica en el Reino Unido, no computarán para el cálculo de la base de deducción para la realización de este tipo de actividades.

 

I.R.N.R.
Tipo de gravamen (artículo 25 TRLIRNR)
En relación con las rentas gravadas al tipo general de gravamen, dejará de ser aplicable el tipo de gravamen general del 19%, propio de los residentes UE, y pasará a ser aplicable el 24%. Entre estas rentas pueden citarse: rendimientos de inmuebles, rendimientos del trabajo, imputación de rentas de bienes inmuebles…En particular, por lo referente a la determinación de la base imponible en los rendimientos de inmuebles no serán deducibles los gastos relacionados.

© Tax 2021 - Todos los derechos reservados

{-- !! FnxSocial::whatsappchat('608 741 883') !! --}