El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes 10 de abril un acuerdo por el que se activa el segundo tramo de la Línea de Avales para empresas y autónomos que, por importe de 100.000 millones de euros, acordó el Gobierno el pasado 17 de marzo.

 

Características y objetivo del segundo tramo de avales

El nuevo tramo, de 20.000 millones de euros, iguala en importe al anterior. El 100% de los fondos se destinan a avalar operaciones de pymes y autónomos, por considerar que son los agentes de la actividad económica que más requieren de este apoyo ante la situación de crisis generada por el COVID-19.

Este segundo tramo de avales se realiza antes del consumo total del primero con el objetivo de cubrir todas las posibles operaciones en cartera y permitir que entidades que están cerca de agotar el cupo que tenían asignado en el primer tramo para pymes y autónomos puedan seguir haciendo fluir el crédito hacia sus clientes.

De esta manera, se pretende garantizar las necesidades de liquidez de las empresas con el objetivo de preservar su actividad y el mantenimiento del empleo.

Según la información que las entidades financieras han registrado ante el ICO tras la activación del primer tramo de la línea de avales, se habrían llevado a cabo más de 44.000 operaciones de financiación, por un importe avalado de 3.533 millones de euros, lo que habría permitido la concesión de más de 4.550 millones de euros de financiación.

 

Beneficiarios y condiciones

Con el fin de garantizar que pymes y autónomos sean los beneficiarios reales de los avales, la norma publicada el sábado 11 de abril en el BOE refuerza y precisa las previsiones de la anterior. Se establece explícitamente que el precio de los créditos para los clientes que se beneficien del aval deberá ser inferior al de los préstamos y otras operaciones para la misma tipología de cliente que no contaran con el aval. Asimismo, se incluye la prohibición de que las entidades comercialicen otros productos o servicios o condicionen la concesión del préstamo avalado a su contratación.

En palabras de la ministra portavoz del Gobierno las entidades de crédito deberán trasladar "obligatoriamente" unas condiciones de avales a los clientes en forma de menores tipos de interés, un mayor plazo de devolución o la introducción de periodos de carencia.

 

¿Cómo se distribuirán?

Un total de 86 entidades financieras han suscrito ya los correspondientes acuerdos de colaboración y pueden, por tanto, distribuir la financiación con aval del Estado a los clientes que la necesiten. Según el Ministerio de Asuntos Económicos, la "amplia" cobertura e implantación territorial de las entidades de crédito, cajas rurales, establecimientos financieros de crédito, entidades de dinero electrónico y entidades de pagos garantizan la distribución de los avales entre las empresas y autónomos "de todos los sectores de actividad y de cualquier lugar del país".

 

Recordatorio

El pasado 31 de marzo la CNMC anunció el lanzamiento de un buzón ([email protected]) para centralizar todas las denuncias y consultas relacionadas con la aplicación de las normas de competencia en el contexto del COVID-19.

Se trata de un canal específico para que ciudadanos y empresas realicen cualquier denuncia por conductas anticompetitivas en el contexto actual de la pandemia como, por ejemplo, abusos de posiciones dominantes mediante precios excesivos; acuerdos anticompetitivos entre operadores; o conductas desleales consistentes en engaños masivos en bienes y servicios afectados por la crisis sanitaria.

 

Para cualquier duda o ampliar información puedes ponerte en contacto con tu asesoría TAX Economistas y Abogados.

 

Ver en PDF.

 

© Tax 2020 - Todos los derechos reservados

{-- !! FnxSocial::whatsappchat('608 741 883') !! --}