El Gobierno ha aprobado este martes 24 de marzo la puesta en marcha de un primer tramo de avales. Se trata de una línea de avales públicos de 20.000 millones de euros destinada a garantizar la liquidez de las empresas y autónomos más afectadas por la crisis del coronavirus.

La medida llega una semana después de que el Gobierno anunciase líneas ICO por valor de 100.000 millones de euros en créditos para mejorar la situación financiera de las empresas. Por ahora, el Estado ofrecerá el aval de 20.000 millones, la mitad para las pymes y autónomos y la otra mitad para las grandes compañías

Los nuevos préstamos se pueden solicitar en las entidades financieras que tienen acuerdo con el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con carácter retroactivo desde que se activó el estado de alarma. El objetivo de estos créditos es que sirvan para financiar préstamos nuevos y refinanciaciones a las empresas y los autónomos que se han quedado o se van a quedar sin liquidez a raíz de la crisis del COVID-19 y no pueden afrontar pagos, como la nómina de sus empleados, impuestos u otros gastos.

Como se indicó anteriormente, solo podrán solicitarla las empresas y autónomos que no estuvieran en situación de morosidad a 31 de diciembre de 2019, ni en procedimiento concursal a 17 de marzo de 2020.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado que la vigencia de los avales tendrá la misma duración que la vida del préstamo, con un máximo de 5 años. 

 

TAX Economistas y Abogados
 

© Tax 2020 - Todos los derechos reservados

{-- !! FnxSocial::whatsappchat('608 741 883') !! --}